Gabinete

 

Psyco

1
1 1 1
  3  
Contacta Online

Hemos actualizado nuestro servicio de orientación psicológica a través de Internet. Ahora puedes mandar un mensaje al chat de nuestra pagina en Facebook o Skype, para hacernos cualquier consulta de una manera mas rápida y dinámica. 

Peritaje e Informes

Informes Psicológicos y Periciales a Menores

El papel de la psicología en el campo jurídico tiene un papel fundamental en la realización de informes psicológicos y peritajes sobre las personas y en especial sobre los menores en situaciones de separación en divorcio.

La realización de dichos informes han de ser realizados cumpliendo diversos criterios de forma para que puedan ser admitidos por el Juez. Además de los criterios que han de tener como eje vertebrador el interés superior del menor y que de inicio ambos progenitores son igual de validos en el ejercicio de la custodia del menor.

Los informes periciales no son informes clínicos sino documentos que pueden orientar a los jueces sobre la situación que vive o ha vivido el menor. Clarificando y contribuyendo a la toma de decisiones en la idoneidad parental de ambos cónyuges. Para ello lo más conveniente es realizar una valoración de todo el núcleo familiar de una manera imparcial, evitando prejuzgar a uno de los cónyuges en pos del otro.

Fases o partes en la realización de un peritaje psicológico

Observar y registrar rigurosamente el mayor número de hechos y circunstancias relevantes para su explicación y predicción.

Deducir, sin sesgos, relaciones concausales de esos hechos.

Verificar, con múltiples fuentes de información las relaciones deducidas, especialmente las referidas al desarrollo y bienestar del menor.

Emitir un diagnóstico (relación concausal de hechos) y un pronóstico sobre la relación parento-filial en el momento de realización del informe y a medio plazo y su relación con el bienestar del menor.

Emitir unas recomendaciones de actuaciones para mejorar el pronóstico, entre éstas, las del régimen de guarda y custodia y la remodelación de roles de cada figura parental y familiar en ese régimen.

Para ello es conveniente que participen en el proceso el mayor número de figuras relevantes del entorno del menor: padres, hermanos y hermanastros, otros familiares y otras personas relevantes.

Tener accesibilidad a la información proporcionada por otros psicólogos, médicos, trabajadores sociales, maestros, educadores, etc.

Conocimiento de los entornos en los que vive actualmente el menor y a los que pudiera cambiar, magnitud y pertinencia del cambio.

Toda la información se gestiona a través de diversas herramientas e instrumentos de evaluación y diagnóstico de los que se vale el profesional de la Psicología para recorrer el camino que le permita alcanzar el objetivo y emitir el correspondiente informe. Las principales son:

Técnicas de entrevista.
Técnicas estandarizadas: test psicométricos y proyectivos.
Técnicas descriptivas, cuantitativas y sistematizadas.
Técnicas etnográficas de campo o de visión del mismo problema desde múltiples perspectivas dentro de la realidad psicológica y social del menor.